Intolerancia a la galactosa

Dentro de las muchas enfermedades que desconocemos, existe la intolerancia a la galactosa, en la que os comentamos en que consiste y que causas pueden derivar este trastorno alimenticio.

También conocido por galactosemia, es una enfermedad hereditaria que se caracteriza por la intolerancia a la galactosa, es decir, un azúcar simple ó monosacáridos que luego se convierte en glucosa, proveniente comúnmente de la leche, aunque puede estar presente en otros alimentos.

intolerancia a la galactosa
Información sobre la intolerancia a la galactosa

La incapacidad de metabolizarlo produce acumulación de galactosa en el hígado, lugar donde se sintetiza, provocándole lesiones y también problemas en el sistema nervioso.

Como mencionaba, la única forma en la que se puede adquirir esta enfermedad es a través del gen hereditario. Las personas pueden estar sanas, ser portadoras asintomáticas ó estar enfermas, y según la combinación genética, el porcentaje de herencia.

Hay varios tipos de galactosemia pero todos consisten en la falta ó deficiente metabolización de esta sustancia por niveles bajos ó carencia total de las enzimas metabolizadoras necesarias.

Los síntomas responden al grado de deficiencia ó del tipo de galactosemia, en general, puede provocar: cataratas, en los niños retrasos de crecimiento y desarrollo, convulsiones, vómitos y diarreas por intoxicación, insuficiencia renal y hepática, inapetencia, pérdida de peso, retraso mental, problemas de motricidad, fallo de los ovarios en las mujeres, entre otros. Hay sin embargo, personas que pueden experimentar problemas en la sangre que finalmente derivan en la muerte.

Los tratamientos consisten en el control y en la eliminación de los alimentos que contienen galactosa de la dieta de la persona. Los alimentos prohibidos son leche y derivados, vísceras, dátiles, higos secos, guisantes.

Los que alimentos que pueden contener galactosa y deben utilizarse con control: productos que contienen col, soja, calabaza, pimiento, puerro, pipas de girasol, tomate, sandia kiwi, levadura, cacao. También hay que tener en cuenta que además de la dieta necesitará un suplemento de calcio y tratamiento hormonal en mujeres.

Los controles y tratamientos dependerán del tipo de galactosemia, de las complicaciones, la evolución de cada persona y las características particulares. Es importante realizar los exámenes y controles necesarios con un médico especialista para prevenir el desarrollo ó agravamiento de este trastorno.

Esta enfermedad de la intolerancia a la galactosa, puede detectarse desde temprana edad, luego es conveniente que en cualquier momento que se detecte algún síntoma parecido ó se tenga constancia de intolerancia hereditaria a la galactosa se tomen las medidas necesarias por especialistas capacitados en el tema.

alimentos permitidos y prohibidos galactosemia, iga deficiente en galactosa,

Deja un comentario