Di NO a las dietas milagrosas

Perder peso rápidamente con las dietas milagrosas es poner en peligro nuestra salud dejando de comer alimentos necesarios.

A todos nos pasa que cuando llega el verano o en otras épocas del año nos entran las prisas para perder esos kilos de más y siempre intentamos buscar una dieta para bajar peso de manera rápida. Pero estas dietas no son adecuadas y te contamos el porque.

dietas miladrosas

Di No a las dietas milagrosas

Es un error común el caer en la trampa de las dietas milagrosas y rápidas, como por ejemplo las que incitan a eliminar por completo los carbohidratos de nuestra dieta o aquellas que nos hacen ingerir más proteínas de las que nuestro cuerpo precisa.

Para perder peso no hay milagros posibles; la única forma de perderlo es quemando más calorías que las que se ingieren y esto se consigue llevando una dieta equilibrada y realizando ejercicio físico de manera continuada.

Todos los expertos nutricionistas coinciden en un aspecto: hay que realizar cinco comidas diarias. Esto nos aporta varios beneficios:

1) Al comer tantas veces al día, entre las comidas pasa poco tiempo y por tanto no pasamos hambre;

2) Como el cuerpo siempre tendrá la energía necesaria evitaremos que almacene grasa;

3) Si reducimos el número de veces que comemos al día a 2 o 3 caemos en el riesgo de que nuestro cuerpo obtenga la energía a partir de los músculos y no de la grasa;

4) Al comer más veces al día también consumimos más energía, y en consecuencia quemamos más calorías.

Una vez dicho todo esto, hay que aclarar que las comidas deben ser ligeras y acompañadas de una pieza de fruta o de algún yogur para poder establecer un equilibrio dietético para nuestro cuerpo.

En resumen, no juegues con cuerpo arriesgándolo a las dietas milagrosas. En caso de dudas, nunca dudes en consultar a un nutricionista especializado.

Deja un comentario