Remedios para mejorar la digestion

En este articulo vamos a ver una serie de consejos y remedios para mejorar la digestion a partir de los 50 años ya que el aparato digestivo también sufre el paso del tiempo. ¿Has notado que ya no puedes abusar de la carne roja o del queso curado? ¿O que las salsas te sientan mal?

remedios naturales para mejorar la digestion
remedios naturales para mejorar la digestion

Remedios para mejorar la digestion a partir de los 50 años

De una buena digestión de los alimentos depende una completa absorción de nutrientes. Si quieres tener una sobremesa tranquila y, ya de paso, disponer de más energía y disfrutar de una salud de  hierro, sigue estas pautas.

El zumo de limón estimula la producción de saliva, de jugos gástricos y de bilis. Por ello, incluir este zumo en el aliño de las ensaladas acelera la digestión de los hidratos, las proteínas y las grasas y es uno de los mejores remedios naturales para mejorar la digestion. Si, además agregas rábano troceado, los compuestos digestivos presentes en esta raíz mejorarán la predigestión que hacemos cuando masticamos y facilitará el trabajo del estómago y del hígado.

Zanahoria y chirivía, en todas tus recetas. Los vegetales ricos en potasio actúan como un bálsamo digestivo. Más aún cuando, como en el caso de la zanahoria o la calabaza, poseen betacarotenos, un pigmento anaranjado que protege y regenera la mucosa que tapiza el esófago, el estómago y el intestino. Para beneficiarte de estas virtudes, incluye zanahorias y chirivía, otra de las hortalizas más ricas en potasio, a las cremas de verduras, caldos, guisos, salteados, etc.

De postre, un yogur con compota de manzana. La hinchazón abdominal y el estreñimiento son dos claros indicios de una digestión pesada y lenta. Para disipar los gases, mejorar la absorción de nutrientes y activar el tránsito intestinal (con la edad, se ve reducida la movilidad del intestino) toma, después de comer o cenar, un yogur desnatado con compota de manzana o pera, con dulce de menbrillo o con plátano. Estos digestivos postres refuerzan la flora intestinal, que se debilita con la edad por la más baja producción de jugos gástricos.

remedios para mejorar la digestion
remedios para mejorar la digestion

Después de los 50 años, los problemas de reflujo gástrico y ardor de estómago van en aumento. Para reducir las molestias, toma infusiones de manzanilla, regaliz (si no eres hipertenso), hinojo y ralladuras de piel de naranja. Emplea una cucharada por taza de agua y diluye 1-2 cucharadas de miel de manuka.

Este selecto endulzante, que procede de las flores del árbol de té, calma la acidez, acelera la cicatrización de las úlceras y reduce la hinchazón abdominal.

Limitar la toma de grasas (lácteos enteros, embutidos, carne roja, fritos, precocinados, rebozados…) mejora notablemente el proceso digestivo y, además, reduce el riesgo de sobrepeso. ¿Sabías que las personas obesas son más propensas a sufrir una hernia de hiato, ardor de estómago o un gastritis?

Las grasas no sólo retrasan el vaciamiento del estómago, lo que hace que la digestión sea más lenta, sino que también dificultan el cierre de la válvula que separa el estómago del esófago, aumentando la sensación de ardor y el reflujo.

El aceite de oliva es la grasa de elección a la hora de aliñar y cocinar. Debido a su riqueza en ácido oleico, es la grasa más beneficiosa para el estómago y la que mejor toleran los esfínteres de entrada y salida de este órgano por lo que se convierte en uno de los mejores remedios caseros para mejorar la digestion lenta. Otras buenas fuentes de ácido oleico son el aguacate, la carne de cerdo ibérico, las semillas y los frutos secos.

remedios caseros para mejorar la digestion lenta
remedios caseros para mejorar la digestion lenta

Las enzimas digestivas son tus firmes aliadas

La segregación de jugos gástricos y del gel viscoso que protege el interior del estómago desciende con la edad de ahí a necesidad de tomar alimentos que cumplan con estas funciones.

Germinados: En la ensalada, en las cremas de verduras, en los salteados… los brotes (de soja, alfalfa, etc) son muy ricos en unas enzimas que aceleran la digestión.

Miel: Siempre y cuando no haya sido pasterizada y se consuma cruda, la miel aporta unas enzimas que refuerzan la digestión de los alimentos, así como sustancias que recubren la mucosa gástrica, reduciendo las molestias relacionadas con la acidez.

Verduras amargas: La endibia, la escarola, el berro, la alcachofa, la berenjena, etc. favorecen la función digestiva de los jugos gástricos, pancreáticos y de la bilis. ¿El resultado? Una mejora global en la digestión de las proteínas, las grasas y los azúcares de los dulces.

Piña, papaya y kiwi: Estas tres frutas contienen enzinas proteolíticas (la bromelina, la papaína y la actinidina, respectivamente), que mejoran la asimilación de la carne, el pescado, los lácteos o los huevos. Inclúyelas en tus ensaladas, licuados y postres.

Buenos hábitos de alimentación

  • Realiza 5 tomas al día. Come más a menudo, pero raciones más discretas.
  • No es conveniente tomar bebidas, entrantes o postres muy fríos.
  • Evita el alcohol y los refrescos.
  • Acompaña las comidas de agua.
  • Recuerda que los alimentos crudos son más difíciles de digerir.

Esperamos que siguiendo esta serie de consejos y remedios para mejorar la digestion puedas mejorar la toma de los alimentos diarios.

alimentos naturales para mejorar a los esfínteres, como mejorar la digestion a los 50, que mejora la digestion,

Deja un comentario