Propiedades de las castañas

Continuamos con los artículos sobre alimentos y frutos secos en la alimentación y vamos a ver las propiedades de las castañas, que tanto asadas como crudas, aportan beneficios a nuestro organismo.

Beneficios y propiedades de las castañas
Beneficios y propiedades de las castañas

Beneficios y propiedades de las castañas

Las castañas fueron un alimento básico en la alimentación en Europa hasta la aparición de la patata, este fruto seco vuelve cada otoño para reconfortarnos y proporcionarnos energía.

Si te preocupa la línea, toma castañas en lugar de nueces. 100 gramos de castañas te aportan 190 kilocalorías, mientras que las nueces tienen 649. La razón es que las nueces, que son un muy buen alimento que no debes dejar de tomar, contienen más grasas. Además resultan 1 o 2 € más caras por kilo que las castañas. 

Las castañas son un alimento quita hambre, ya que son uno de los frutos secos más ricos en hidratos de carbono complejos, que el cuerpo absorbe lentamente, y contiene mucha fibra, por lo que producen un efecto saciante muy duradero. Comidas con moderación, las castañas son una buena ayuda si quieres perder unos kilos. Si, además, comes las castañas asadas, reducirás sus azúcares, ya escasos, a la mitad.

Las castañas son ideales para niños y deportistas. Por sus hidratos de carbono, también son una fuente de energía muy recomendable en caso de realizar actividades de esfuerzo, así como para los deportistas y los niños. Es preferible que los niños coman las castañas asadas, ya que se digieren mejor.

Las castañas son ricas en vitaminas del grupo B, especialmente piridoxina, tiamina y riboflavina, por lo que contribuyen a mantener el sistema nervioso en buen estado y evitan la depresión estacional propia del otoño. Estas vitaminas junto con la C, de la que 100 gramos cubren un 22% de las necesidades diarias, también refuerzan las defensas inmunizan frente enfermedades infecciosas típicas del frío y del invierno como pueden ser los resfriados.

Las castañas previenen la anemia y reducen la hipertensión ya que contiene hierro y vitaminas B6 y K, que ayudan a evitar la anemia. Asimismo, proporcionan potasio, por lo que las castañas también bajan la tensión.

Como hemos podido ver los beneficios y propiedades de las castañas son muchas para nuestro organismo y deben de formar parte de nuestra dieta de manera habitual, sobre todo en otoño, cuando están en su mejor momento.

castañas valor nutricional, propiedades de las castañas asadas,

Deja un comentario