Las proteinas vegetales

Las proteinas vegetales. La carne y el pescado son alimentos ricos en proteinas, incluso se puede decir que los que más, pero no son los únicos. Por ello, a continuación os contaremos en este artículo un poquito sobre que tipo de alimentos contienen más proteínas y cuales menos.

Los vegetales también pueden aportar la cantidad diaria requerida. Zanahoria,cebolla, alcachofa y champiñones. Todo bien picado, se sofríe un toque de comino, sal, unos piñones y.. voilà, una buena combinación para degustar un cuscús de verduras.

Proteinas vegetales
Proteinas vegetales

Las proteinas vegetales

Prescindir de la carne no significa tener una dieta menos rica, ya que las fuentes proteicas no son sólo de origen animal. Una buena cultura nutricional es la clave para una dieta con proteina la  la justa, que no contenga un exceso ni una carencia de proteínas, indispensables en periodos de crecimiento e importante también en la edad adulta para mantener el buen funcionamiento del organismo.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), una persona sana adulta necesita 0,83 gramos de proteína por kilo de peso y día. En el caso de los deportistas, dicha cantidad puede aumentar hasta 1,2 gramos para poder desarrollar mayor masa muscular.

Las personas que optan por el vegetarianismo o el veganismo pueden tener más dificultades en la adquisición de estos valores porque las proteínas animales son más completas, ya que contienen las ocho aminoácidos esenciales (elementos que nuestro organismo no puede sintetizar a partir de otros ingredientes). Las proteínas vegetales, en cambio, deben combinarse para conseguir el mismo resultado.

Por eso, comemos lentejas con arroz: la mayoría de los cereales tiene un excedente de lisina, aminiácido carente en las legumbres. Sin embargo, recomiendan no obsesionarse: Consumir frutas, verduras y hortalizas satisface la necesidad de la proteina; sobre todo los alimentos crudos o poco elaborados conservan sus nutrientes.

Una dieta vegetariana puede cubrir muy bien el requerimiento de alimentos proteicos, pero ser vegetariano u omnivoro no garantiza nada. Los productos de origen animal contienen proteínas más completas, pero también más grasas saturadas, que producen colesterol.

Las proteinas vegetales sobrecargan menos el riñón, su proceso de elaboración es más sostenible y no contienen sustancias que pueden haber ingerido los animales, como los antibióticos, aunque pueden tener rastros de herbicidas y pesticidas si no son de cultivo orgánico.

A continuación, os contamos como es el valor proteico por cada 100 gramos de alimento, para poder llevar un control en vuestra dieta proteica:

Legumbres:

Destacan la soja, las alubias, las lentejas y los garbanzos, con 36, 22, 24 y 19 gramos, respectivamente. Comer legumbres secas es una buena dieta alta en proteinas más que las elaboradas.

Frutos secos:

El cacahuete, con 27 gramos, es el rey de los frutos secos. Le siguen la almendra tostada, con 21 gramos; las pipas de girasol, con 23 gramos, y la semilla de sésamo, con 19 gramos.

Cereales:

La avena en copos tiene 15 gramos de proteínas. La quinoa, ahora de moda pero que es muy común en América del Sur, tiene 14, igual que el trigo inflado. La harina de trigo integral, 12 gramos.

Carnes y pescados:

El lomo embuchado tiene 50 gramos de proteínas, y el fuet, 15. El cerdo, la ternera, el pollo y el faisán son alimentos ricos en aminoácidos. Entre los pescados, despuntan el atún enlatado, con 26 gramos, y el caviar, el bonito y el salmón.

Recuerda y sigue todos estos consejos que os hemos dado sobre una dieta rica en proteinas, todos ellos esenciales para tu organismo. Y lo más importante… para llevar una dieta sana y equilibrada. Descubre las fuentes de proteinas más importantes, y si estas dietas de proteinas: ¿son dietas recomendables?.

Deja un comentario